¿Porque buscas aquí?

Christian Latina Leadership Institute

Por: Margarita García

Please click here to read in English.

En el pequeño pueblo donde crecí, había un hombre con problemas mentales que era muy querido por la comunidad. Caminaba por las calles del barrio vendiendo bocadillos. Gritaba en voz alta: “¡Se venden bocadillos, papas fritas, dulces, palomitas de maíz, se venden bocadillos!” Entonces, durante nuestra niñez, cada vez que lo oíamos gritar afuera, pedíamos dinero a nuestro papá y mamá y salíamos corriendo a comprarle un bocadillo. 

Cuentan la historia, de que un día, perdió algo de dinero. Se estaba haciendo tarde y estaba oscuro, y le costaba ver. Así que se fue a una zona del barrio donde había más luz para buscar su dinero. Puedes imaginar a dónde voy con esta historia. Alguien que lo conocía le preguntó qué estaba haciendo. Él respondió que estaba buscando su dinero. La persona luego preguntó: “¿dónde lo perdiste?” Él respondió: “Bueno, lo perdí en la calle [señalando un lugar diferente] pero está demasiado oscuro para ver allí, así que vine a buscarlo aquí donde está iluminado”. ¡Por supuesto que nunca lo encontró! Aunque estaba iluminado, estaba buscando en el lugar equivocado.

En Lucas 24:1-9, las mujeres juntaron las especias que prepararon y fueron a la tumba donde él Señor había sido llevado. Jesús había sido crucificado. Querían ungirlo y honrarlo con sus perfumes preciosos, como era la costumbre. Pero la Biblia dice que cuando llegaron a la tumba, ésta estaba vacía. Lo buscaron, pero no encontraron el cuerpo. La Biblia dice que no sabían qué hacer, estaban confundidas y no podían entender lo que había sucedido. Habían caminado con él y se habían sentado en la misma mesa; escucharon sus enseñanzas y fueron testigas de muchos milagros. Y ahora extrañaban a su Señor.

Luego la historia continúa, y dice que dos hombres aparecen y les hacen una pregunta: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?” En otras palabras, “¿Por qué están buscando aquí?” Si los hombres fueran de Texas, habría sonado algo así: “Hermanitas, Dios les bendiga pero están buscando en el lugar equivocado.”

Las mujeres ya estaban pasando un mal momento, se sentían muy confundidas cuando no encontraron el cuerpo de Jesús. Estaban de duelo por su pérdida, y ahora escuchan una voz y están aterrorizadas. Puedo imaginar sus emociones brincando por todos lados. Me pregunto qué pensamientos pasaron por sus cabezas, justo en este momento cuando inclinan sus rostros hacia 

el suelo. Si fuera yo, probablemente estaría pensando, “hasta aquí llegué. No vivo para contarlo. Se acabó. Debí haberme quedado en casa”. 

A veces como líderes, cuando pasamos por momentos difíciles, las circunstancias pueden empañar nuestra visión espiritual. Perdemos la esperanza. Afecta la capacidad de pensar con claridad, altera nuestra memoria y nos hace perder el enfoque, tanto que buscamos lo que necesitamos en los lugares equivocados.

Pero en el versículo 6, los hombres continúan diciendo: “Recuerden lo que les dijo.” En ese preciso momento, las mujeres necesitaban recordar las palabras que Jesús les dijo cuando estaba con ellas. Necesitaban recordar lo que Él dijo durante los buenos tiempos para poder soportar los tiempos difíciles. ¿Qué palabras de esperanza te ha dicho Dios? ¿Qué te está diciendo? Es en esas palabras donde puedes encontrar respuestas como líder. Toda la fuerza, la guía y la sabiduría que necesitamos para seguir adelante y hacer la voluntad de Dios, se encuentran en las palabras de Dios y las promesas que nos da.

Jesús había sido crucificado y puesto en una tumba, pero no había terminado como muchos podrían haber pensado. El versículo 8, dice que las mujeres recordaron lo que él había dicho, que resucitaría, y salieron corriendo de la tumba vacía. 

¡Líder cristiano corre! No mores en una tumba vacía. No hay vida en una tumba. Si Jesús no está allí, tampoco hay nada para ti en ese lugar. Como líder cristiano, el enemigo intentará llevarte de vuelta a una tumba vacía, lo que sea que eso signifique para ti; él encontrará maneras de hacerte morar en lugares como tu pasado y usarlo como una herramienta para hacerte olvidar las palabras de Jesús cuando te llamó al liderazgo. ¡Pero debes salir corriendo! Debes recordar lo que te dijo e ir a contárselo a las demás personas. 

Jesús te ha hablado y quiere hablar a través de ti. Él te llamó al liderazgo con la intención de anunciar el evangelio; para ir a decirles a las demás personas que Él vive. Debes hablar de esperanza cuando parece que no hay esperanza. La Biblia dice que sus misericordias son nuevas cada mañana y continuamente nos da una nueva visión para salir y hacer su voluntad tal como lo planeó desde el principio. No busques en los lugares equivocados, tienes su palabra, sus promesas y afirmación, tienes lo que necesitas.

Como líder cristiana, disfruto absolutamente el ministerio. Me da vida. Para algunas personas puede ser abrumador, para mí es sanador. Mi parte favorita de servir es encontrarme haciendo lo que Dios me llamó a hacer. Sí, al final de la mayoría de los días me acuesto muy cansada, pero me levanto a la mañana siguiente y lo hago todo de nuevo porque ahí es donde encuentro a Jesús. Sin embargo, hay momentos en los que tengo que parar y hacerme un auto-chequeo. Tengo que volver a centrarme en Él y en su propósito para mi llamado. ¡Tengo que salir de la tumba vacía de ajetreo, distracción, dolor y miedo, tal como lo hicieron las mujeres, para poder seguir anunciando que Jesús está vivo y que fue a preparar un lugar para que estemos con él por la eternidad!

Así que ¡adelante, sal corriendo y dile a las demás personas a través del servicio y amor que Él vive y que regresará de nuevo!

Margarita García, M.Ed. Coordinadora bilingüe de Kaufman ISD. Ex maestra de primaria, trabaja con maestros y estudiantes bilingües en todo el distrito apoyando la instrucción efectiva de alfabetización en un entorno bilingüe y promoviendo la participación de los padres en la educación a través de programas familiares. Coordinadora del Instituto Cristiano de Liderazgo de Latinas (CLLI) Este de Texas. Maestría en Educación, Universidad Bautista de Dallas, Dallas, TX. Licenciatura en Estudios Bíblicos y Teológicos, Universidad Bautista de las Américas, San Antonio, TX. Casado con cuatro hijos. Margarita actualmente reside en Kaufman, TX y sirve junto con su esposo pastoreando CLife Church Kaufman en Español.

%d bloggers like this: